martes

Introducción:



A lo largo de mi vida el mundo espiritual me ha rondado haciéndome llegar llamados de múltiples maneras. Hecho que ocurre para todos aunque no siempre podemos captarlos de manera consciente. Incluso yo mismo no siempre he estado en el mismo nivel de consciencia para ser capaz de recibirlos e interpretarlos, pero la ayuda, la guía en el camino es permanente.

Durante mi infancia estuvieron presentes,
a modo de constantes recordatorios del mundo de lo invisible varios factores.
P
or un lado, la imagen de mi padre quien dejó su cuerpo cuando yo apenas contaba con tres años de edad. Sin embargo continuó estando presente de diversas maneras: En el recuerdo de mi madre y en el mío, a través de mensajes y personas, así como de múltiples objetos y documentos asociados con su vida espiritual y pública. Por un lado dentro de la masonería donde llegó a ocupar elevados cargos como 33º, entre ellos el de Gran Representante del Supremo Consejo del  Perú  y Gran Ministro de Estado del Alto Cuerpo, así como dentro de la política, donde tuvo un papel activo durante el tiempo de la revolución mexicana, llegando incluso a representar, años después, a su natal estado de Campeche ante el senado de la república por aquellos tiempos en que se definiera la autonomía energética de México, a través de la nacionalización del petróleo.



El cambio no se da por revolución, sino por evolución , y esta es guiada de manera continua desde los planos superiores.


Por otro lado, la influencia materna era fuerte también. Mis abuelos y familiares de esa línea, incluida mi madre, contaban numerosas experiencias sobre “hechos sobrenaturales” que los acompañaban de manera reiterada. Desde llamados de otras dimensiones avisando eventos, revelando sucesos premonitorios, haciendo advertencias. Hasta materializaciones, huellas dejadas en esta dimensión física como recordatorios de las evocaciones oníricas y los mensajes recibidos desde el más allá.

Algo de la espiritual realidad de mis padres y ancestros me ha influido profundamente, acompañándome desde mi infancia, y me ha puesto de manera permanente en contacto con documentos, personas, circunstancias y desde hace algún tiempo, como parte de un compromiso de vida, algo, a mitad de la noche o al amanecer me insiste que lo comparta.
Con invaluable ayuda del mundo espiritual, mucho se ha plasmado ya en el ciberespacio, ideas y revelaciones entregadas a mitad de la noche, a las 3:33, la hora del contacto con los maestros, los mensajeros del alba.
Una nueva etapa y el
permiso de compartir vivencias más personales se está abriendo y poco a poco se irán plasmando, a su propio tiempo, a su propio ritmo, para ayudar a otros en su propio camino hacia el mundo espiritual, hacía la fe. La certeza de lo invisible.


Pido ayuda y guía superior para la nueva tarea que se va a realizar. Por mi parte, si las palabras entregadas a través mío logran lo anterior en tan solo una persona, el propósito del trabajo se habrá cumplido sobradamente.


Estas palabras son para ti, confío que tu corazón atenderá al llamado.


Solo con el corazón se puede ver bien, lo esencial es invisible para los ojos - Antoine de Saint-Exupéry


.:.



La lectura de los relatos en el siguiente orden, quizá pudiera
reflejar un poco mejor la secuencia temporal de los acontecimientos. 

- Introducción
- Metamorfosis del tiempo
- El llamado de la mujer dormida
- Tloque Nahuaque, primer encuentro con el
   Espacio Escultórico
- Mentes interconectadas
- La música de las esferas
- El Espíritu más allá de la ciencia
- Primer encuentro con la toltequidad
- La Germanidad y la Mexicanidad
- Las siete luminarias y los vegetales gigantes
- Las señales del espíritu en Puebla de los Ángeles
- Comunicación entre los Himalayas y México
- Encuentro con "El Hermanito" Cuauhtemoc
- Canalización con Don Julio el sanador
- El prototipo de Jacobo Grinberg
- Un ancestral puente entre Hawaii y México
- Mi encuentro con Regina
- Visiones de Chalcaltzingo
- La puerta dimensional de Campeche
- Encuentro con los guardianes de México y Egipto
- Estusha hija de Jacobo Grinberg una hermana espiritual
- La puerta dimensional del Espacio Escultórico
- Reencuentro con Jorge Berroa
Los senderos de la luz de las grandes pirámides
- OM TAT SAT la creación de la realidad
- El tercer ojo abierto frente al umbral
- Los espíritus me llevan a El Hostal de la luz
- El sabor de la iluminación
- Un susurro en mis sueños
- El despertar de la memoria espiritual de América
- Stellablu y el llamado de los discos solares
El retorno de la energía sagrada

Relatos eje:
- El valle sagrado de Tepoztlán
- Una puerta sagrada al corazón de México


.:.

miércoles

Metamorfosis del tiempo



Mi infancia transcurrió fundamentalmente con mi madre, pues mi padre había dejado su cuerpo cuando yo contaba con apenas tres años de edad. Como no tenía hermanos y los niños de mi edad no resonaban con mis inquietudes más profundas, entre ellos mi primo más cercano con quien mantenía relación más o menos frecuente aunque muchas veces más por iniciativa de nuestras madres que por nosotros mismos, me acostumbré a estar conmigo mismo y a vivir en mi mente.
Aunque participaba regularmente y con agrado en los juegos de otros niños incluidos mi compañeros de calle y de escuela y siempre he tenido buenos amigos aunque más bien pocos pues me siento más cómodo en el contacto personal que en grupos grandes. Cuando estaba en casa “solo”, me era muy común jugar con compañeros “imaginarios”, y los únicos juguetes con los que no me aburría rápidamente eran los que yo mismo podía armar, pues estimulaban mi imaginación y me permitían dejarla volar con mayor flexibilidad: Mecanos de metal y plástico para armar complejos ingenios entre ellos grúas, vehículos, puentes, etc.. Bloques de construcción de diversos tipos, de plástico para armar castillos, de madera para armar cabañas. Después mis juguetes pasarían a ser “kits” científicos de electrónica, química, óptica, etc., y con el tiempo esos circuitos electrónicos crecerían en complejidad hasta llegar durante mi vida profesional a ser instrumentos para investigación científica en diversas áreas, entre ellas la astrofísica.






La travesía por el camino espiritual en su momento empezaría a revelar como los mismos principios operan a diferentes escalas, y como por medio de la conciencia pueden usarse por ejemplo para “activar” circuitos energéticos cósmicos que permiten entre otras cosas, contribuir con la estabilización planetaria. Conocimiento del que un poco al menos he podido compartir también a través de bloques de palabras ensambladas virtualmente en el ciberespacio.
En medio de todo aquello, un pensamiento recurrente me ha acompañado, particularmente durante mi infancia
¿Seria posible dejarse uno mismo un mensaje desde otra vida para recordar su misión en una posterior?.

Corría el mes de Junio de 1973 y yo era un niño de 11 años. Me encontraba con mi madre en la casa de aquellos años ubicada en la Colonia Roma jugando “solo” y de pronto le dije, toma papel y lápiz te voy a dictar un libro.
Empecé con el título del mismo “Metamorfosis del tiempo”, para pasar luego a enumerar sus capítulos y posteriormente iniciar con el contenido del primero de ellos.
El dictado empezó a ser de tal velocidad que ella tuvo que recurrir a la taquigrafía para poder seguirme y así continuó hasta que me detuve.
Han pasado un poco más de tres décadas desde aquella experiencia, y diversos personajes han ido apareciendo a lo largo de mi vida, entre ellos chamanes, médiums, maestros espirituales, guardianes de rutas, templos, bosques y otros lugares sagrados tanto de México como de diversas regiones del planeta, entre ellas: América del Norte y del Sur, Europa, Tíbet, India, África y Oriente Medio.
Ellos poco a poco me han venido entregando información vinculada entre si por un común denominador: Los portales dimensionales custodiados por los guardianes del tiempo, donde es posible trascender el espacio tiempo común y tener acceso a los mundos internos.
Este conocimiento ha llegado a mi de muy diversas maneras, ya sea por medio de vivencias directas, en la mayoría de los casos, o bien a través de la entrega de coordenadas, mapas u otros documentos. Igualmente por medio de indicaciones y relatos referentes tanto a los diversos accesos a esos mundos como a la forma en que la vida transcurre en ellos, su tecnología y como esta es entregada gradualmente al mundo de superficie para ayudarle en su evolución.
Documentos de gran antigüedad acaban de serme reentregados por intermediación de esos mismos guardianes del tiempo, encontrándose entre ellos, las páginas de aquel dictado de mi infancia al que hago referencia en este relato y del cual transcribo por ahora tan solo el índice.

Capítulos
I.- Los siete universos
II.- Vida en el primer Universo
III.- Vida en el segundo Universo
IV.- Vida en el tercer Universo
V.- Vida en el cuarto Universo
VI.- Vida en el quinto Universo
VII.- Vida en el sexto Universo
VIII.- Vida en el séptimo Universo
IX.- Destrucción de seis Universos
X.- Traslado Universal
XI.- Creación del Planeta Atómico
XII.- Supervivencia de Terrícolas
XIII.- Nueva Creación Terrestre






"Conócete a ti mismo y conocerás al universo y a los dioses"
(Mmáxima griega inscrita en el Templo de Apolo (Delfos))



NUESTRO PROPIO ORGANISMO ES UNA REPRESENTACIÓN DEL UNIVERSO.
NUESTRO CUERPO FÍSICO ES UN UNIVERSO EN MINIATURA.
EL MISMO ORDEN QUE DESARROLLA EL UNIVERSO ESTÁ EN NOSOTROS.

.:.



Este mundo en el que pareces vivir no es tu hogar. Y en algún recodo de tu mente sabes que esto es verdad. El recuerdo de tu hogar sigue rondándote, como si hubiera un lugar que te llamase a regresar, si bien no reconoces la Voz, ni lo que ésta te recuerda. No obstante, sigues sintiéndote como un extraño aquí, procedente de algún lugar desconocido. No es algo tan concreto que puedas decir con certeza que eres un exiliado aquí. Es más bien un sentimiento persistente, no más que una leve punzada a veces, que en otras ocasiones apenas recuerdas, algo que descartas sin ningún miramiento, pero que sin duda ha de volver a rondarte otra vez.


Escucha... tal vez puedas captar un leve atisbo de un estado inmemorial que no has olvidado del todo; tal vez sea un poco nebuloso, mas no te es totalmente desconocido: como una canción cuyo titulo olvidaste hace mucho tiempo, así como las circunstancias en las que la oíste.
...
Más allá del cuerpo, del sol y de las estrellas; más allá de todo lo que ves, y, sin embargo, en cierta forma familiar para ti, hay un arco de luz dorada que al contemplarlo se extiende hasta volverse un círculo enorme y luminoso. El círculo se llena de luz ante tus ojos. Sus bordes desaparecen, y lo que había dentro deja de estar contenido. La luz se expande y envuelve todo, extendiéndose hasta el infinito y brillando eternamente sin interrupciones ni limites de ninguna clase. Dentro de ella todo está unido en una continuidad perfecta. Es imposible imaginar que pueda haber algo que no esté dentro de ella, pues no hay lugar del que esta luz esté ausente.
La canción olvidada (fragmento); Un curso de milagros 



viernes

El atrapador de sueños





Dicen los guías que en su momento habrá quienes se preguntarán el porque de la necesidad de tantos sitios que conforman el indicesagrado, algunos de ellos incluso con información redundante. Esta es la respuesta que ellos dan.
Los numerosos sitios entretejidos por hipervínculos conforman una malla, una red que busca maximizar la probabilidad de atrapar la mente inconsciente que se mueve en el ciberespacio guiada por la intuición e irla llevando, si se lo permite, del sueño, del maya, al despertar consciente.
Algunos sitios tienen mas brillo y atraen más la atención que los demás, son como gemas en la red. Entre ellos pudieran encontrarse mexicosagrado, tonatzinguadalupe, reginamexico, maquinasagrada, angelsagrado, hombresagrado, puntasagrada y quizá algunos más. Pero todos funcionan igual y son parte de la red. Una red que converge en retornosagrado, con un llamado, una invitación al despertar de la humanidad.
Incluso estrictamente cada quien determinará de manera personal, por afinidad, por resonancia, que sitios son red y que sitios gema pero, el centro, siempre será el llamado a despertar.




“La Herencia Olmeca”: Antonio Velasco Piña

.:.


La América ancestral, el símbolo final y su revelación.

- Mexico - Chile, Alfa y Omega de la unidad espiritual latinoamericana




Recién había regresado de Chile, país hermano, profundamente presente en mi vida desde mi adolescencia al igual que Cuba, en particular a través de la canción comprometida y muy en especial para mi por intermediación del grupo Inti Illimani. Este vínculo con aquellos australes territorios tomaba una nueva y relevante presencia a través de dos amigas residentes en Santiago, presentes ahora en mi vida. Cecilia, quien me contactaría por medio de Internet y serviría como canal para llevarme al territorio chileno, y Fresia Castro, querida y cercana amiga de tiempo atrás. Mujer polifacética, de mente brillante y gran compromiso espiritual.

Había sido enviado a aquellas tierras por intermediación del espíritu de  Regina con propósitos múltiples que iría comprendiendo en el transcurso del propio viaje. Entre ellos concientizarme un poco más sobre la energía de uno de los eventos trascendentales para la América latina en el Siglo XX, ocurridos cuando yo era tan solo un niño.  El golpe de estado ocurrido el 11 de Septiembre de 1973, donde en el palacio "La Moneda" ofrendara su vida heroicamente Salvador Allende, dando ejemplo de la defensa de los ideales de libertad y democracia para los pueblos de América y del mundo.

Evento final de una onda que recorriera el continente, cuyo movimiento inicial se diera en México en 1968, y que tenía antecedentes profundos en "El bogotazo" de 1948 en Colombia y la caida de Fulgencio Batista en Cuba en 1959.

Episodios los cuales el espíritu de Regina se había ido encargando fuera asimilando poco a poco desde tiempo atrás por diversos medios, principalmente mujeres latinoamericanas que después de tener experiencias trascendentes, entre ellas muy comúnmente visiones o sueños, me contactaban por Internet para después  entregarme valiosa información.

Por su intermediación, poco  a poco me fui sensibilizando de la existencia de  un movimiento espiritual que recorría América preparando el cumplimiento de la profecía del reencuentro entre el águila y el condor, el Norte y el Sur, cuna de  la raza cósmica para el despertar planetario hacia la Nueva Era. Un plan superior más allá de la común y materialista perspectiva socio-política.



Otro de los beneficiós de aquel viaje sería entrar en contacto con el espíritu de la cordillera andina, y en especial de la montaña guardiana de América, el Aconcagua, así como con el espíritu de Neruda y su Canto General en preparación a los eventos que más tarde ocurrirían en mi vida. E igualmente ser capaz con esa distancia de tomar perspectiva de mi tierra y realizar la encomienda que me hiciera Laura Lara, amiga y compañera de “Un curso de milagros”, directora de Editorial Santillana, apenas unos días previos a mi partida. Escribir la presentación para el sitio Web que se preparaba para mi querido amigo el Lic. Antonio Velasco Piña.

Apenas unos meses atrás Fresia había sido el conducto para que dejara el anonimato que había guardado durante años, al solicitarme le escribiera unas lineas para la presentación de su texto titulado “¡Estamos todos muertos!”. Aquella solicitud había surgido muchos meses atrás por un comentario asociado al espíritu de Dante y que le compartiera de manera casual en Coyoacán durante uno de nuestros tantos encuentros para conversar.


- Fresia Castro, Cyclopea en México

El encuentro con Fresia había sido profetizado tiempo atrás, y con el transcurso de los años demostraría ser definitivo en mi vida por más de un motivo. Desde nuestro primer reencuentro en casa de Laura Esquivel, una noche que se hiciera presente en una de nuestras semanales sesiones de estudio de “Un curso de milagros”,  algo interno me reveló un profundo vínculo entre ella y Drunvalo Melquizedek, personaje presente en mi vida en múltiples formas desde tiempo atrás y cuyo trabajo tuviera para mi una influencia profunda.

Ese mismo algo me impulsó a romper mi habitual silencio en ese espacio e interrogarla al respecto, probablemente ante el desconcierto de muchos de los asistentes en general no familiarizados con el mencionado personaje, uno de entre tantos otros protagonistas, investigadores y escritores americanos de la creciente ola espiritual de la Nueva Era. Fresia en ese momento dio respuesta a mi pregunta, pero sería en un encuentro posterior y de manera privada que me revelaría la profundidad de su vínculo con el personaje citado, confirmando mi sensación inicial.

Múltiples sincronicidades y presencias espirituales, entre ellas La Virgen de Guadalupe y Jacobo Grinberg, se manifestaron desde el inicio de nuestra relación. Ante todo ello sentí el llamado para asistir al seminario de activación de la glándula pineal impartido por ella personalmente, así como a algún otro.

Memorias compartidas tanto de otros planos de existencia como de remotos tiempos, así como una profunda resonancia en nuestra experiencia de vida,  y búsqueda espiritual, poco a poco fueron fortaleciendo nuestra amistad, y cada vez que ella visitaba México, tenía el gusto y privilegio de que me hiciera un espacio en su apretada agenda y nos encontrábamos en Coyoacán para conversar. Igualmente durante mi estancia en Santiago previa a mi partida a Isla de Pascua, nos encontramos para cenar en un restaurante vegetariano de esa ciudad.

Durante prácticamente todo el segundo semestre de 2011, tuve el honor de ser invitado a Radio Cyclopea cada miércoles por la noche para compartir el espacio con Fresia. Nuestras conversaciones privadas de años en cafés y restaurantes ahora se volvían por un lado más privadas al encontrarnos por algunas horas en una pequeña cabina de transmisión ella y yo solos, pero paradojicamente ahora nuestras voces eran escuchadas en diversos países de habla hispana de América y del mundo a través de la magia del Internet.

Los temas que nos vinculaban de años atrás: Secretos de civilizaciones perdidas como Lemuria y la Atlantida, maestros y portales de y hacia otras dimensiones, facultades latentes en espera del despertar de la humanidad entre muchos otros, ahora podían ser compartidos con quienes estuvieran interesados en escuchar. Como una invitación a investigar y profundizar, a despertar sus propias memorias individuales y de allí, sumando, contribuir al despertar de la memoria colectiva de América para participar en la realización de la misión espiritual personal, planetaria y cósmica para estos tiempos como escribe Fresia en sus textos.


- Anthony Thompson y su compromiso personal

Años atrás, desde el inicio de mi relación de amistad con Fresia, conocí a Anthony Thompsom, su hijo, quien es desde hace mucho mi vecino en el barrio de Coyoacán donde ella llegaba durante su estancia en México.

Solo tenía información superficial acerca de él y de sus actividades e intereses personales. Años después pude tener una perspectiva un poco más clara durante las semanales transmisiones de radio, al constatar que Anthony era la mente detrás del diseño conceptual, implementación e interconexión física del estudio, las consolas de audio, las computadoras, la musica, el Internet, etc., etc.. y al igual que su madre seguramente algunos talentos ocultos más.

Sin embargo realmente la cercanía más profunda con él se daría a finales del 2011 cuando de manera sorpresiva me invitó a participar en un documental en el que había estado trabajando desde tiempo atrás. Quizá aquellas horas de transmisión nos habían enlazado al conocer él algo de mi perspectiva y punto de vista personal sobre ciertos temas entre ellos la ciencia, la consciencia y la espiritualidad antes solo compartidos con mi amiga en nuestras charlas privadas.

¿Acaso aquella nueva oportunidad, al igual que las previas ocurridas por intermediación del Internet, de Laura Lara y de Fresia Castro, sería un escalón más para el cumplimiento de una profecía entregada años atrás.? Revelación recibida de manera reiterada y por mas de una vía, vinculada indirectamente con otra mujer de nombre Fresia, la primera y única conocida por mi, hasta antes de mi ahora segunda conocida y amiga de apellido Castro.

Al momento de la invitación, el director me comentó que le gustaría hacer unas tomas en la Universidad Nacional Autónoma de México, institución que había dejado de ser parte de mi vida después de 18 años de actividad en el Instituto de Astronomía, cuando tomé la decisión de partir rumbo a Egipto. Siete años después de mi salida, de algún modo Vasconcelos y su raza cósmica me regresaban a mi alma mater siendo el pretexto este documental.

Encantado acepté participar en su proyecto y en cuanto supe donde deseaba filmar llegó a mi mente la imagen de un lugar que además del campus en si mismo, tiene igualmente profundos vínculos con mi vida personal, el Espacio Escultórico, nadi sagrado, mandala de roca ignea solidificada enmarcado por ciclópeas formas geómetricas que evocan los megalitos planetarios dejados por civilizaciones ancestrales como los gigantes Olmecas de Mu. Espacio profundamente vinculado energéticamente con Regina y la manifestación del silencio de 1968.  



Portal por donde respira la madre tierra

El director del proyecto me comentó que después de cerca de dos años de trabajo, prácticamente tenía todo el material que necesitaba para iniciar la edición final, pero que le gustaría que apareciera en el mismo mi perspectiva como ex académico y científico (¿?), a fin de comentar algunos puntos en particular. Por lo que me hizo llegar cerca de una decena de preguntas muy concretas.

Tuve alrededor de una semana para reflexionar en ellas, y entre más  meditaba como dar respuesta sintética a las preguntas planteadas, más me hacía consciente de lo profundo del conocimiento y la perspectiva que el director manejaba y pretendía plasmar. De alguna forma empezaba ahora yo a conocerlo a él.

Igualmente interesante sería empezar a conocer más adelante a Lars Herrmann, hombre de gran sensibilidad y frescura, co-director y encargado de la fotografía del documental, quien tiempo atrás trabajara con Ron Fricke, realizador de  profundos e igualmente sensibles testimonios como son Baraka y la trilogía Qatsi, vinculada con la cosmovisión de los indios Hopi. 
Material fílmico que conocía de antaño y que me era especialmente significativo entre otras cosas por la belleza de su discurso visual.


- Las revelaciones de los discos solares de México y del Perú

Para Diciembre del 2011 Fresia había regresado a Chile y la última transmisión conjunta sería por enlace virtual entre ambos países. Un puente energético tendido entre los extremos de la América latina, conectado con el mundo de habla hispana. Novedosa experiencia para mi, un aprendizaje más. 

Ese mismo mes se filmaron las últimas escenas del documental y no volví a saber nada más de las transmisiones de radio ni de Anthony. Sería hasta mediados del 2012, después de incontables experiencias que me vincularon aun más con este inagotable México Sagrado así como con diversos secretos espirituales de América del Sur, en particular del altiplano andino, entregados por intermediación de varias mujeres, una de ellas de nombre Regina traída a México desde el Brasil por el espíritu de su homónima, y Stellablu, circunstancialmente nacida en América de padre colombiano y madre chilena radicados en Francia. Ella había vivido casi toda su vida en Barcelona y los últimos siete años en Génova, Italia (territorio asociado con Colón). A través de sueños estaba recibiendo mensajes y llamados de los discos solares Murianos de México y Perú. Por su intermediación llegarían igualmente profundas confirmaciones de tiempo atrás, asociadas a pirámides y túneles enlazados a modo de maquinaria geocósmica para estabilizar el planeta. Remoto legado de la civilización Antártida.

En sueños se les presentaban Regina y Jacobo Grinberg, haciéndoles un llamado para que me contactaran, hecho que ocurrió para ambas, una vez más, por medio de estos relatos. Su llamado se concretaría a través de Pina, otra mujer igualmente vinculada con Regina de tiempo atrás, siendo yo solo el intermediario, como en tantos otros casos. 
Para el tránsito de Venus del 6 de Junio del 2012, Pina y Stellablu se encontrarían por vez primera en el altiplano andino y guiadas por hombres de conocimiento recorrerían diversas zonas energéticas, entre ellas el Lago Titicaca y Machu Picchu, donde realizarían rituales sagrados y vivirían profundas experiencias.

Apenas unos días después de haber partido rumbo a América mi mas reciente amiga enviada por intermediación del mundo espiritual, una más de las tantas que ya suman una larga y significativa lista, me contactaba nuevamente el director para informarme que el documental estaba terminado y que se lanzaría por Internet de manera gratuita en una semana, el 21 de Junio, fecha del Solsticio de Invierno en el hemisferio Sur, y me solicitaba lo apoyara en la presentación ante diversos medios. A modo de casual comentario de su parte me enteraría que el trabajo en radio había sido interrumpido los seis meses anteriores para poder concentrarse en terminar el documental que estaba próximo a ser presentado.

Ante tantas sincronicidades de décadas atrás, creo que ya casi nada me es difícil de aceptar, pero no dejan de sorprenderme gratamente confirmaciones  como la siguiente. 
Cuando el director me mostró el documental unos días antes del lanzamiento oficial, pude constatar que un personaje que a los realizadores se les había aparecido” meses atrás cuando filmaban en el Lago Titicaca, hacía referencia a los mismos discos solares y la energía que de manera reiterada a través de los años, incluidas las más recientes semanas, había sido revelado se encontraba custodiada igualmente en las inmediaciones de las dos montañas más sagradas de México, los volcanes Iztaccihuatl y Popocatepetl. Secretos alquímicos que abrirán la puerta a portentosas tecnologías para el planeta, mismos que han sido custodiados igualmente por el disco solar de MEXHICO, cuya pétrea versión fuera elaborada por Tecpatl (Piedra del Sol mejor conocida, aunque de manera errónea, como calendario azteca), así como por el ícono mariano de la Virgen de Guadalupe (Tonantzin) para el paralelo 19.471º de latitud Nortedentro de la masa continental de América.
Portal dimensional igualmente vinculado con Regina, Jacobo Grinberg y Jorge Berrroa.

Como en otras partes de este continente, la antigua Incalia, profundos secretos Murianos y Atlantes como el Incalithon y la divina luz Maxim, entre muchos otros, se hallan igualmente resguardados en Teotihuacan entre otros  lugares sagrados de México. Conocimiento custodiado por las escuelas de misterios del planeta, entre ellas las del antiguo Egipto, así como en el arca de la alianza y el templo de Salomón.






- Mas allá de la Luz

Nuevas conexiones se empezarían a manifestar desde el principio de la nueva y muy reciente etapa. Baste decir que la primera entrevista a la que fuimos citados para Canal 22 ocurrió en casa de Marisa Gomez, encargada de la campaña publicitaria para el lanzamiento del documental. 
Como me ocurre comunmente, llegué antes que los demás, lo que me dio oportunidad de dialogar un poco con ella.
Después de invitarme a tomar asiento, me preguntó a que me dedicaba, interrongante a la que prefiero responder devolviendo la misma pregunta para sintonizar, pues ni yo mismo sé a lo que me dedico. A todo y a nada. 
De pronto apareció en la plática René Mey, conocido sanador espiritual cuya vida fuera plasmada en la película HIM: Mas allá de la luz”, pues Marisa había estado también a cargo de la campaña de lanzamiento del citado documental. Igualmente me mencionó que estaba involucrada en temas de desarrollo humano y había asistido a los seminarios de Fresia, entre otras actividades.

Con aquel antecedente, sentí comentarle un poco sobre mi relación de años con Jacobo Grinberg, desaparecido investigador. En ese momento ella mencionó que apenas en días recientes se había encontrado con un libro del Dr. Grinberg (¿o el con ella?), y justamente lo estaba leyendo.
El mismo tipo de  sincronicidad había ocurrido años atrás para Fresia recién llegada a cumplir su cita con México, previa a nuestro segundo encuentro en Coyoacán.  

Por si lo anterior fuera poco, minutos después llegaban los entrevistadores. Detrás  de cámara estaba Eduardo Herrera, director de cine que años atrás realizara el documental sobre la vida de Yuri Knorozov, el descifrador de la escritura Maya. Una historia fascinante donde Yuri sirviendo en el ejército soviético a finales de la segunda guerra mundial, es utilizado como vehículo para rescatar dos volúmenes, de entre miles que ardían en llamas en la Biblioteca Nacional de Berlín.
Estos servirían de piedra roseta y Yuri, estudioso de los glifos, alcanzaría un lugar en la historia análogo al de Champollion, pero para la cultura Maya. Claro ejemplo de como es el Espíritu quien lleva la guía de la humanidad para que se custodie y se entregue el legado que le corresponde.

Dicho documental había llegado a mi años atrás por intermediación de Ana Luisa Solis, amiga profundamente vinculada con Regina desde décadas atrás, y Eduardo había trabajado al lado Tiahoga Ruge, quien me fuera presentada por sincrónica intermediación igualmente del espíritu de Regina. 

Antes de aquel encuentro tenía referencia de Tiahoga a través de Antonio Velasco Piña quien hace mención de ella y de su trabajo en el texto titulado “Cartas a Elizabeth”, al haber sido registrada por su cámara la apertura del sello energético de la pirámide del Sol en Teotihuacan por parte del Dalai Lama.

Muchas más sincronicidades me vincularían con aquella mujer, sin que ella lo sepa hasta este momento, entre ellas Jacobo, pues cuando ella fuera agregada cultural en la India, había apoyado la investigación para esclarecer una interrogante sobre su desaparición, concretamente el hecho de si realmente este había arribado a la India o Nepal. 

Incluso sin ella saberlo, estaba asociada con la custodia de un bosque particularmente sagrado cuya estratégica ubicación había sido revelada por intermediación de los mismos espíritus de Regina, Jacobo Grinberg y Jorge Berroa, y confirmada por secretos guardianes de México, muy en especial aquellos vinculados con  el bosque sagrado de Chapultepec, Teotihuacan y Cholula.
Bosque guardián de tan profundos secretos, que todos los custodios, tanto  espirituales como materiales, habían sido designados directamente por el espíritu de la propia Regina, y que había estado vinculado en su momento con Tiahoga cuando esta fuera directora de la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales.
  
Igualmente había tenido noticias, de múltiples maneras, de un proyecto inspirado en un guion de Federico Fellini, de quien Tiahoga había sido asistente, titulado “Un viaje a Tulúm” y que estaba basado en un viaje realizado por el famoso director italiano al lado de Carlos Castaneda. Desde Los Ángeles, California hasta la mencionada zona Maya.

Según supe después por amigos cercanos a ambos, intereses asociados tanto a los grupos vinculados con Fellini como con Castaneda, impidieron que ella pudiera utilizar el texto original, y el proyecto se llevaría a cabo pero con un guión elaborado por la propia Tiahoga. El papel de “El nahual” sería representado por Alberto Ruz Bonfil, según el mismo me comentara a su regreso de Tulúm, en un sincrónico encuentro en Coyoacán.

El Subcoyote de la caravana y los guerreros del Arco Iris, fundador de la Eco aldea de Huehuecoyotl ubicada en las inmediaciones del Valle Sagrado de Tepoztlán. Incansable peregrino de las rutas energéticas de los cinco continentes. Heredero del cargo de testigo entregado por parte el propio Antonio Velasco Piña y quien aceptara la encomienda de enlazar las comunidades de América, desde Alaska hasta la Patagonia. Todo un personaje por si mismo y, además, hijo de Alberto Ruz Lhuillier, el descubridor de la tumba de Pacal Votan en Palenque, ahora representaba el papel de Castaneda.



- América la revelación

Regresando a la historia con Anthony, apenas días antes me había enterado que el título del documental de próximo estreno era “América la revelación”. La idea semilla había sido un trabajo de Fresia titulado “América el símbolo final” y estaba profundamente vinculado igualmente con su texto titulado “Surameris”, que hace referencia al mismo plan ascencional vigente para estos tiempos a fin de salir de la cárcel material y alcanzar el único objetivo real, el plano espiritual. Realización alcanzada por los seres de la raza Ciclópea, que habitara este planeta hace unos mil millones de años atrás y que lograron trascender casi en su totalidad el espacio tiempo, mereciendo entonces y solo entonces ser llamados L´s” o Elohims. Realización que no fue conseguida por la mayoría en las cuatro humanidades posteriores: La Antártica, la Hiperboreal, la Muriana y la Atlante.



Motivo por el que en el presente, múltiples seres reencarnados de dichas humanidades, incluidos algunos cíclopes, se encuentran trabajando en nuestro planeta, junto con incontables seres cósmicos extra y ultra terrestres, a fin de garantizar el éxito de El Plán Cósmico como lo llama tan atinadamente el gran misionero espiritual peruano Sixto Paz. Uno más de los tantos latinoamericanos profundamente comprometidos con las revelaciones de estos tiempos y con el despertar colectivo.


Junto con el ahora ya tr-ascendido gran maestro, maya galáctico y guardián del tiempo Jose Argüelles, un personaje que no puedo dejar de mencionar en esta pequeña odisea espiritual personal, es otro querido amigo con quien tuve el privilegio de recorrer Egipto en el primer semestre del 2006. El colombiano Fernando Malkún (y Josefina Murillo, su compañera, igualmente querida amiga), cuyos trabajos pioneros en video “La conexión Atlante”, “Las 7 profecías Mayas” y “El ojo de Horus” (sobre Egipto), fueron transmitidos en los 90´s de manera continua por alrededor de una década a través del visionario canal argentino Infinito y providencialmente alcanzaron tal difusión que habían llegado a alrededor de 300 millones de personas en América, según me comentó el propio Fernando, una noche mientras cenábamos en El Cairo, dando respuesta a una pregunta concreta por parte mía.  Cifra a la que habría que sumar años posteriores de difusión a través del  propio Internet.

El material de Fernando me había impactado profundamente desde hacía años atrás, al igual que a cientos de millones de personas más, pero sería por intermediación de los espíritus de Dante y de Regina, una vez más, que tendría el privilegio de conocerlo personalmente cosa que nunca pensé que ocurriría. Hecho que haría posible dar cumplimiento a la encomienda de viajar a aquellas tierras y estrecharía nuestra amistad.

Seguramente al igual que en el caso del valioso material de Fernando, el documental de Anthony y Lars será guiado por el Espíritu, quien en última instancia está a cargo de este despertar planetario y que es quien hace el llamado que es recogido por seres sensibles como todos los antes mencionados. Es Él quien hace los enlaces, entrega las revelaciones y misiones a cada una de las personas que están prestas a aceptarlas.

Que sea Él quien lleve los mensajes por la senda más adecuada y abra las puertas para que los legados sean entregados para el bien de TODOS.


- Una transformación colosal de la raza humana, el despertar de una raza cósmica


Considerando la remota historia de los “L´s y la encomienda para estos tiempos de un plan ascensional para toda la humanidad que nos lleve al plano espiritual, nuestro verdadero hogar. Ante la extraña desaparición del Dr. Grinberg y las revelaciones dejadas por el mismo en su obra, y que dan testimonio del recuerdo de su naturaleza celestial, así como de la posibilidad de trascender la materialidad y hasta el espacio-tiempo. Legado entregado en particular en sus textos titulados Pachita”, El Prototipo” y “La fuerza vital del cielo anterior”. 

Todo parece indicar que Jacobo logró recordar su ser verdadero y alcanzar la dimensión espiritual tomando su lugar como parte de la raza cósmica, y desde esa dimensión continua junto con Regina y Jorge Berroa entre otros muchos maestros ascendidos, colaborando en la Tierra, apoyados por incontables mujeres y hombres, encarnados en todo el globo, entre quienes sobresalen muchos de los aquí mencionados, pero haciendo todos y cada uno su parte para contribuir en este despertar cósmico de América y del planeta.

Por todo ello, con la guia superior, del Espíritu Supremo, de Dios.
El retorno a y de lo sagrado para este planeta, está garantizado.







Avance




Documental completo


.:.